¿Es posible un cambio del modelo de justicia donde juristas y ciudadanos sean protagonistas?

Imagen de la reunión. En la foto, Joaquín Delgado, magistrado, Ángel Juanes, vicepresidente del Tribunal Supremo, Jorge Pintó, presidente de ISDE, y Juan José Sánchez Puig, director general de la ISDE

FUENTE: confilegal.com

Luis Javier Sanchez | 20 Mayo, 2019

¿Qué paralelismo existe entre el desarrollo de nuestra sanidad y la administración de Justicia? Esta es la pregunta que quiere contestar la comunidad jurídica, impulsada por el Instituto Superior de Derecho y Economía (ISDE) para trabajar en el Proyecto «Humanizando la Justicia», del que surgirá una Fundación.

Su primera reunión tuvo lugar hace unos días en la sede de esta escuela de negocios.

Uno de los primeros pasos de este proyecto, que verá la luz en los próximos días, será la realización de una encuesta a nivel nacional sobre el nivel de desgaste profesional  y motivación de los abogados y procuradores y permitirá medir y realizar un estudio sobre el «burnout» [agotamiento] en nuestro sector.

“Hecho el estudio propondremos medidas para frenar esta situación en las que muchos profesionales están inmersos”, aclara Paloma Rodrigo, abogada y directora del Proyecto «Humanizando la Justicia».

La idea es arrancar en primer lugar con los abogados, para luego realizar el estudio con procuradores, jueces y registradores.

Esta semana se lanza el cuestionario al mundo de la abogacía para poder tener los primeros resultados el próximo mes de junio.

Dicha iniciativa surgió durante el I Congreso Internacional de Humanización de la Asistencia Sanitaria en el Hospital la Fe de Valencia y que tiene su origen en el Proyecto HU-CI, dedicado desde sus orígenes a la humanización de los cuidados intensivos y que más tarde se ha ido extendiendo a otras áreas de la salud, primero por el territorio nacional y ahora por todo el mundo.

Rodrigo explica a Confilegal que “la humanización del sector sanitario nos tiene que servir para saber si una actividad de este tipo puede trasladarse a la administración de justicia. Se han implantado protocolos que ayudan a una gestión más transparente y humana de la justicia, tanto a nivel de relación médico y paciente como desde las propias infraestructuras sanitarias. Ahora, nuestro reto es saber si se podemos impulsar un cambio de este tipo en nuestra justicia”.

A iniciativa de profesionales del sector, docentes, investigadores y funcionarios jurídicos, ha nacido el proyecto “Fundación Humanizando la Justicia”. Este proyecto tiene por objeto promover el fomento y el respeto de la dignidad del ser humano en el ámbito jurídico, situando a la persona en el centro del sistema jurídico: Humanizar la justicia. En este contexto parece importante escuchar a los profesionales que forman la comunidad jurídica y los propios ciudadanos.

La abogadaexplica que este proyecto se ha vertebrado en cinco líneas de actividad que van desdela  comunicación entre los diferentes operadores jurídicos y los clientes, la formación en competencias no técnicas y habilidades prácticas, la toma de decisión del cliente sobre su caso; la justicia terapéutica, el desgaste profesional, el diseño y utilidad de infraestructuras en las que se trabaja, la seguridad a lo largo de todo el proceso, la protección de los colectivos más vulnerables, convertir al ciudadano en el centro del proyecto, o los métodos alternativos de resolución de disputas.

SEGUIR LAS PAUTAS DE LA SANIDAD

Esta iniciativa surge y recoge las pautas del  proyecto HU-CI, dedicado a la humanización de la Sanidad desde hace varios años y con el que ISDE, una de las fundadoras de este Proyecto, ha mantenido una estrecha vinculación desde el principio, especialmente desde su área de salud, que dirige la doctora Mari Cruz Martín, dedicada al estudio y difusión de este campo desde sus orígenes.

En esta reunión fueron tomando la palabra, Ángel Juanes Peces, vicepresidente del Tribunal Supremo; Joaquín Delgado Martín,magistrado de la Audiencia Provincial de Madrid; Juan Carlos Estévez Fernández–Novoa, presidente del Consejo General de los Procuradores; Laura Oliver Ferrer, decana del Colegio de Procuradores de Valencia y presidenta de la Comisión de Igualdad y Asistencia a la Víctima del Delito del Consejo General de Procuradores; Carles McCragh, decano del Colegio de Abogados de Gerona; Nielson Sánchez- Stewart, abogado y consejero del Consejo General de la Abogacía Española; Jorge Pintó Sala, presidente del ISDE; y Juan José Sánchez Puig, Director General del ISDE;

Junto a ellos Gema Quintero, vicedecana de la facultad de Derecho de la Universidad Carlos III; Carolina Ruiz-Valdepeñas Guerrero y Montse Pichel Martínez, arquitectos; Manuel Nevado Rey, psicólogo y experto en psicología positiva para despachos de abogados; Aránzazu Bartolomé Tutor, responsable del Gabinete del Decano del Colegio de Psicólogos de Madrid; Fátima Izquierdo, psicóloga experta en casos de ansiedad y depresión; Carmen Hernando de Larramendi, jefe de Servicio de Análisis Clínico del Severo Ochoa y experta en fundaciones;

También intervinieron Mari Cruz Martín Delgado, jefa de Servicio de Medicina Intensiva en el Hospital Universitario Torrejón, presidente de la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias, Directora del Área de Salud del ISDE y presidenta del Proyecto Fundación Humanizando la Justicia; Javier Moreno Alemán, socio director de Lexmor Asociados y abogado especialista en Derecho Sanitario y Seguros; y Paloma Rodrigo, abogada y directora del Proyecto Fundación Humanizando la Justicia.

En esta primera toma de contacto, del que ofrecemos en este reportaje una instantánea de los operadores jurídicos reunidos,  algunos de los asistentes insistieron en que puede haber un enfoque más humano de la justicia y su entorno. Cuestiones como la reducción de la jornada laboral de forma razonable sería bastante útil para ofrecer mejor servicio a los propios clientes.

También se comentó la relación de los jueces con todas las partes del proceso que es muy mejorable, como se explicó en este encuentro. Se trataría de definir protocolos de actuación entre las diferentes administraciones para ir trabajando en esta línea propuesta.

En esta línea de trabajo los asistentes recordaron la necesidad que todos los protocolos como el Estatuto de la Vïctima o contar con una Ley Orgánica de Derecho a la Defensa son necesarias para conocer a la persona en el centro del sistema jurídico.  A largo plazo consideran que este giro que debe dar nuestra administración de justicia repercutiría en las mejoras de la misma como en esa relación de profesionales y cuidadanos con este sistema jurídico.

Compartir por:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *