COMUNICACIÓN EFECTIVA

Es de sobra conocido que los seres humanos necesitamos comunicaros. La comunicación permite que nos transmitamos información e intercambiemos ideas, lo que enriquece la experiencia humana.

Además, si la comunicación es efectiva se logra que quien transmite el mensaje lo haga de modo claro y entendible para su interlocutor/es, sin que genere confusión, dudas o interpretaciones erróneas. Muchas veces, un simple malentendido es la causa de conflicto en una relación, ya sea personal, profesional, laboral.

La Justicia en gran parte es un servicio público mal valorado por los ciudadanos y es un poder poco conocido por la ciudadanía que lo percibe como oscuro, complicado y especialmente incomprensible.

La falta de comunicación efectiva es uno de los factores que hacen que la Justicia sea muchas veces incomprensible para la ciudadanía y que no entienda o tenga una interpretación totalmente contraria a la realidad jurídica.

Por esto desde esta comisión se tratará de investigar y llegar a cauces que permitan una comunicación efectiva entre los diferentes operadores jurídicos y de estos con la ciudadanía en general que ayude a evitar los conflictos y malentendidos diarios que estamos acostumbrados a ver entre los distintos actores.

El principio de publicidad de la Justicia es una garantía esencial del funcionamiento del Poder Judicial en una sociedad democrática que permite, por un lado, someter al conocimiento público la actuación de los jueces y, por otro, mantener la confianza de la sociedad en los Tribunales.